Cincuenta y cuatro niños de Primera Comunión acompañan al Santísimo en su paseo triunfal | José Luis Pantoja Vallejo

Facebook Twitter Google +1     Admin


José Luis Pantoja Vallejo

Estrenamos una nueva página web www.cronistadelopera.com


www.cronistadelopera.com


Todo el contenido actual se encuentra en la nueva página. Para seguir informado de todas las noticias visita nuestra nueva web.





Visitas al Blog del Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Temas

Enlaces

Cincuenta y cuatro niños de Primera Comunión acompañan al Santísimo en su paseo triunfal

20100606113535-copia-de-procesion-corpus-lopera.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo - Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Bajo un radiante sol los loperanos se vuelcan con al procesión del Corpus. Procesión del Santísimo entre juncias, flores y olor a incienso. La tradicional  procesión del Corpus Christi partió a las 11 horas de la parroquia tras la santa misa oficiada por el párroco Luis Velasco de la Coba y estuvo acompañada de las autoridades religiosas y civiles, una representación de cada una de las cofradías de pasión y gloria, la Banda de tambores y cornetas de Juan Alcalá y 54 niños de primera comunión, junto a junto a sus padres y el pueblo en general. La Santa Custodia, que data del año 1769 y fue costeada con los fondos de la Capellanía de Alonso de Orozco, realizó su paseo triunfal en andas portadas por los padres de los niños de primera comunión por las calles de la localidad repletas de juncia, macetas, flores, banderas, altares y todo el vecindario que se arremolinaba en las esquinas,  altozanos y plazas para ver pasar la santa custodia. A lo largo del recorrido y por turnos, los niños de primera comunión fueron ofreciendo al Santísimo cestos repletos de pétalos de flores las niñas y los niños ramos de margaritas blancas. Algunas madres de los niños acompañaron a la santa custodia con mantilla española. Uno de los momentos más intensos de la procesión se vivió a su paso por la calle Corpus, que dada su estrechez une más al Santísimo con los acompañantes en la procesión.  Un profundo olor a juncia y flores, se entremezcla con el incienso, en una tradición muy arraigada en Lopera. Tras la finalización de la procesión los padres hicieron como marca la tradición a los más pequeños los típicos látigos o zurriagos con los restos de las juncias.

Domingo, 06 de Junio de 2010 11:35 Autor: José Luis Pantoja Vallejo. cronistadelopera #Cronista de Lopera.




Archivos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris