Catalina García Coca. Transmitía una paz y alegría a todos | José Luis Pantoja Vallejo

Facebook Twitter Google +1     Admin


José Luis Pantoja Vallejo

Estrenamos una nueva página web www.cronistadelopera.com


www.cronistadelopera.com


Todo el contenido actual se encuentra en la nueva página. Para seguir informado de todas las noticias visita nuestra nueva web.





Visitas al Blog del Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Temas

Enlaces

Catalina García Coca. Transmitía una paz y alegría a todos

20070119161154-obituario-de-catalina-garcia-coca.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo - Cronista Oficial de la Villa de Lopera

           El pasado 14 de julio se cumplió el tercer aniversario del fallecimiento de la loperana Catalina García Coca. Catalina es recordada por su familia y vecinos por su humildad y por ser una persona muy cariñosa, dulce y buena con todo el mundo como pocas personas pueden serlo.  Trasmitía amor, paz y fe. Fue la mayor de seis hermanos y a lo largo se su vida se dedico en cuerpo  y alma a su familia. Fue una mujer comprometida con su fe cristiana y a diario rezaba dos veces el Santo Rosario por los más desfavorecidos, para que no hubiera guerras y  para que todo el mundo viviera en paz. Contrajo matrimonio con Alfonso Gutiérrez López fruto del mismo nacieron dos hijas, María Manuela y Rosa. Dentro de sus aficiones sentía gran atracción por el placer de la lectura, pues siempre tenía un libro en su mesita de noche. También le encantaba la jardinería y dedicaba algunas horas del día al cuidado y mimo de sus macetas, las cuales hoy mantiene su marido Alfonso. Fue hermana de la Cofradía de la patrona de Lopera la Inmaculada Concepción y asistía con su medalla hasta que pudo a la procesión que cada año se le hace el 8 de diciembre. Sentía devoción por sus nietos Francisco Alfonso y María Luisa, los cuales la tienen muy presente todos los días al igual que sus hijas, familiares y amigos. A pesar de haber pasado tres años de su muerte, Catalina sigue muy presente en la memoria de su marido Alfonso y en el de su familia y no pasa ni un sólo día sin que sea recordada por su gran sencillez, dulzura, pues era ante todo una buena persona, llena de amor hacia los demás.  Se fue al otro mundo con gran fe y esperanza en Dios, nunca se quejó de su larga enfermedad y su tierna sonrisa siempre estará presente como un grato recuerdo en los corazones de los suyos.

Viernes, 19 de Enero de 2007 16:11 Autor: José Luis Pantoja Vallejo. cronistadelopera #Cronista de Lopera. Obituarios




Archivos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris