El loperano Diego Pérez Gutiérrez un maestro del moldeado de la madera. | José Luis Pantoja Vallejo

Facebook Twitter Google +1     Admin


José Luis Pantoja Vallejo

Estrenamos una nueva página web www.cronistadelopera.com


www.cronistadelopera.com


Todo el contenido actual se encuentra en la nueva página. Para seguir informado de todas las noticias visita nuestra nueva web.





Visitas al Blog del Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Temas

Enlaces

El loperano Diego Pérez Gutiérrez un maestro del moldeado de la madera.

20101115093650-diego-perez-gutierrez.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo - Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Pasión por el moldeado de la madera para la creación de obras de arte en miniatura. El loperano Diego Pérez Gutiérrez ha convertido su domicilio junto a la popular Ermita del Cristo del Humilladero, en un verdadero museo de artes y costumbres loperanas en miniatura de madera. Este loperano (de profesión taxista hasta que se jubiló) de 88 años comenzó hace unos años por interesarse en hacer objetos de madera en miniatura (sillas, puentes, pozos, etc.). En estos días Diego se enfrenta a un nuevo reto el devolver las manos a una antigua imagen del Sagrado Corazón de Jesús, la cual las tenía mutiladas. Nuestro artesano con gran paciencia le ha realizado a la imagen unas nuevas manos a partir del moldeado de madera de castaño y ha conseguido que la imagen recupere su esplendor por lo que le está muy agradecida la vecina que confió en  Diego para que se las devolviera a su entrañable imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Un nuevo logro para este loperano que es incansable y le encanta pasar buenos ratos en su taller creando obras de arte a partir del moldeado de la madera. En todas sus obras Diego Pérez ha dejado impregnado su arte y su buen hacer con unas mínimas herramientas (limas, garlopa, navajas, sierras, etc.) pues tiene unas manos prodigiosas y una memoria extraordinaria de como funcionaba y como era todo hace ya muchos años. A este loperano le encanta que los niños y las personas mayores se acerquen hasta su taller y allí les pueda explicar el funcionamiento de la almazara, del lagar y los distintos aperos que se utilizaban en las eras. Con todo este ingente trabajo Diego se siente útil y vivo a la vez, pues ha encontrado en el moldeado de las maderas a un gran aliado y que le estimula cada día para seguir adelante, con el único objetivo, como dice Diego, de “que sean conocidos por las nuevas generaciones y que nunca se pierdan, pues han sido durante muchos años los compañeros de trabajo de muchos loperanos”.

Lunes, 15 de Noviembre de 2010 09:36 Autor: José Luis Pantoja Vallejo. cronistadelopera #Cronista de Lopera. Personas y Personalidades




Archivos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris