La Beatificación de Madre María de la Purísima y su vinculación con Lopera | José Luis Pantoja Vallejo

Facebook Twitter Google +1     Admin


José Luis Pantoja Vallejo

Estrenamos una nueva página web www.cronistadelopera.com


www.cronistadelopera.com


Todo el contenido actual se encuentra en la nueva página. Para seguir informado de todas las noticias visita nuestra nueva web.





Visitas al Blog del Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Temas

Enlaces

La Beatificación de Madre María de la Purísima y su vinculación con Lopera

20100623164558-madre-portada-principal.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo - Cronista Oficial de la Villa de Lopera

El día 29 de marzo: El Ilmo. y Rvdmo. Sr. D. Francisco Ortiz Gómez, Vicario General de la Archidiócesis de Sevilla, hizo el siguiente comunicado:

"La Santa Sede, a través del Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, ha comunicado al Sr. Arzobispo de Sevilla, Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina, que el Santo Padre Benedicto XVI ha autorizado la promulgación del Decreto mediante el cual se fija la fecha de la Ceremonia de Beatificación de la Madre María de la Purísima de la Cruz, que tendrá lugar en la ciudad de Sevilla el sábado 18 de septiembre de 2010, a las 10.00 de la mañana". María Isabel Salvat Romero, ese era su nombre en el mundo, nació en Madrid, en el barrio de Salamanca, el 20 de febrero de 1926. Vino a nacer, como un presagio, en la casa donde murió un literato sevillano de primera fila, Gustavo Adolfo Bécquer.
Conoció a las Hermanas de la Cruz y se enamoró de su carisma, a pesar de que su padre no era muy proclive a los asuntos de la religión. La Compañía de las Hermanas de la Cruz, que así se llaman, es una fundación de Santa Ángela de la Cruz, mujer que todos los sevillanos llevamos en el corazón, pues dedicó su vida a la atención domiciliaria a los pobres y personas que lo necesitaban.
Su vida es sumamente austera, duermen en una tarima de madera, sin colchón, y cuando tienen que hacer vigilia en casa de un enfermo y pasar la noche junto a él, al volver al Convento, se incorporan a las labores sin dormir. Su espiritualidad es franciscana, pues su Santa fundadora quiso colocarse muy cerquita de la cruz del Señor, haciendo de su vida la mejor identificación con Cristo pobre y sufriente.
Volviendo a la Madre Purísima, ingresó en el noviciado, en Sevilla, en 1945. Tras varios destinos en pueblos de andalucía. En septiembre de 1947 con 21 años es destinada a Lopera, donde ejerció hasta el año 1951 como directora del colegio de la Hermanas de la Cruz. Después fue nombrada maestra de novicias en la casa Madre de Sevilla. Después, en 1969, cuando la congregación se dividió en dos provincias ad experimentum, ella fue designada provincial del territorio ’arriba del Guadalquivir’ lo que la llevó a frecuentes viajes y conocer todos los conventos que le habían sido asignados. En 1971 fue destinada a la casa de Villanueva del Río y Minas. Y estando en este convento, en 1977, de resultas de un capítulo para la elección de madre general, ella es elegida para el cargo, que ocuparía hasta su fallecimiento el 31 de octubre de 1998. Quien retrató perfectamente su vida fue el padre José María Javierre, en su libro "Una chica del barrio de Salamanca" (Sígueme, 2006), cuya lectura recomiendo. 

Miércoles, 23 de Junio de 2010 16:45 Autor: José Luis Pantoja Vallejo. cronistadelopera #Cronista de Lopera.




Archivos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris