Fiesta en honor a San Blas, protector de los males de garganta | José Luis Pantoja Vallejo

Facebook Twitter Google +1     Admin


José Luis Pantoja Vallejo

Estrenamos una nueva página web www.cronistadelopera.com


www.cronistadelopera.com


Todo el contenido actual se encuentra en la nueva página. Para seguir informado de todas las noticias visita nuestra nueva web.





Visitas al Blog del Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Temas

Enlaces

Fiesta en honor a San Blas, protector de los males de garganta

20100204130547-cura.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo - Cronista Oficial de la Villa de Lopera

El día 3 de Febrero  la liturgia de la Iglesia Católica celebra la festividad de San Blas. Hay que decir que de este santo obispo consta la experiencia y el martirio por el antiguo y extendido culto que se le daba en Oriente, de donde luego pasó a  Occidente, en que también se le ha dedicado iglesia y cofradías. Fue obispo de Sebaste en Armenia y fue martirizado en la última persecución romana, la que en oriente encabezó Licinio y que duró hasta el año 316.

A San Blas, médico de profesión primero y luego obispo, le  atribuye el milagro de haber salvado a un niño que perecía porque un huesecillo se le había quedado atravesado en la garganta, hasta que el santo, de forma sobrenatural, lo libró de el y de una muerte segura. Esta tradición está en la base de la llamada “bendición de san Blas”, que llegó a entrar en el ritual Romano, contra los males de garganta. En todo Occidente se le han dedicado, como queda dicho, iglesias y cofradías, y su nombre fue llevado por el insigne pensador Blas Pascal. En la fotografía podemos observar al párroco de Lopera, Rvdo. D. Luis Velasco de la Coba, bendiciendo en un momento de la santa misa las rosquillas de San Blas.

 

 

Jueves, 04 de Febrero de 2010 13:05 Autor: José Luis Pantoja Vallejo. cronistadelopera #Cronista de Lopera. Tradiciones loperanas




Archivos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris