Antonia Luisa Huertas Hidalgo: Dedicó su vida a criar a sus dos nietos. | José Luis Pantoja Vallejo

Facebook Twitter Google +1     Admin


José Luis Pantoja Vallejo

Estrenamos una nueva página web www.cronistadelopera.com


www.cronistadelopera.com


Todo el contenido actual se encuentra en la nueva página. Para seguir informado de todas las noticias visita nuestra nueva web.





Visitas al Blog del Cronista Oficial de la Villa de Lopera

Temas

Enlaces

Antonia Luisa Huertas Hidalgo: Dedicó su vida a criar a sus dos nietos.

20091006104037-obituario-de-antonia-luisa-huertas-hidalgo.jpg

Por José Luis Pantoja Vallejo - Cronista Oficial de la Villa de Lopera

El recuerdo vivo de Antonia Luisa Huertas Hidalgo sigue muy presente en sus familiares, amigos y vecinos de Lopera a pesar de que su fallecimiento tuvo lugar el pasado día 15 de marzo.  Antonia Luisa fue una mujer de gran vitalidad que dedicó su vida al cuidado de su marido, sus dos hijos y dos nietos. Fue la mayor de una familia de 4 hijos (Antonia Luisa. Joaquina Josefa, Jacinto y Alberto), sus padres fueron Manuel Huertas Barbosa y Carmen Hidalgo Padilla. La Guerra Civil Española la pasó junto a su familia en la localidad de Villanueva de la Reina. Antes de contraer matrimonio trabajó en la Constructora en Córdoba como sirvienta de los señores, después en Lopera también realizó trabajos de sirvienta en casa de Manuel Valenzuela. En 1959 se casó con el novio de toda la vida, Manuel Criado Cámara y fruto de cuya unión nacieron dos hijos, Ana que murió con 4 meses y Antonio. Siempre que pudo  ayudó al sustento de la economía familiar trabajando en la campaña de la recolección de la aceituna y en la cogida del algodón en el pago de la Vega. A los pocos años de casarse cayó enferma del corazón y fue operada en el año 1980 y en el 2000, año en el que se le puso una válvula de titanio en el Hospital de San Pablo de Barcelona. Esta enfermedad la supo llevar con gran dignidad durante gran parte de su vida. Sus ratos libres además de dedicárselos a su familia, también los empleaba en coser y hacer ganchillo y su gran pasión era el cuidado de sus flores que tenía en el patio de su casa. Fue una mujer de profundas raíces religiosas y  gran devota de la Virgen de la Cabeza y de Ntro. Padre Jesús Nazareno. Antonia le encantaba pasar buenos ratos con sus dos nietos Ana Belén y Antonio Manuel, por los que sentía gran cariño pues los llegó a criar a los dos. Fue una mujer participativa dispuesta siempre a ayudar dentro de sus posibilidades a todo aquel que lo necesitaba y sobre todo muy trabajadora y generosa. Su memoria permanecerá siempre viva en el recuerdo más íntimo de todos sus descendientes.

 

 

Martes, 06 de Octubre de 2009 10:40 Autor: José Luis Pantoja Vallejo. cronistadelopera #Cronista de Lopera. Obituarios




Archivos


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris